La Dirección General de Tributos dicta la Resolución de 4 de abril de 2016, en aplicación de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, debido a las dudas suscitadas recientemente sobre la deducibilidad de los intereses de demora tributarios y el carácter vinculante de determinadas consultas tributarias, con el fin de garantizar la seguridad jurídica de todos los afectados por la misma, sean contribuyentes u órganos encargados de la aplicación de los tributos.

El documento completo está disponible para su descarga aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.