La Ley 34/2015 publicada el pasado 22 de septiembre continua estableciendo pautas y medidas para la prevención del fraude fiscal. Las necesidades que tratan de ser cubiertas son modificaciones técnicas e incorpora nuevas figuras sustantivas y procedimentales para cubrir vacíos legales actualmente existentes o adaptar la norma para superar situaciones de controversia interpretativa, administrativas y jurisdiccionales, puestas de manifiesto a lo largo de estos años.

De todo esto destacamos, una modificación que se introduce en el ámbito de las obligaciones tributarias formales, para especificar, en relación con los libros registro, la posibilidad de que a través de norma reglamentaria se regule la obligación de llevanza de los mismos a través de medios telemáticos.

Las modificaciones introducidas en el artículo 29 y en el artículo 200 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, entrarán en vigor el 1 de enero de 2017.

El archivo íntegro, en formato PDF, está disponible para su descarga desde aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.